7 de junio de 2011

...falSOS...

Cuesta asumir que la gente puede mostrar una cara y luego otra opuesta, tan opuesta, que puede que no reconozcamos en los gestos a la persona en cuestión; pero hasta aquí todo bien, todos gozan del derecho a cambiar y actuar en contraposición con lo que nos vendieron que eran en un principio, nadie los puede ni debería juzgar, pero eso sí y en esto soy insobornable, no les tolero, bajo ningún pretexto, que simulen que no haya sucedido nada. Por favor, no  subestimen mi inteligencia, se ve por donde vienen y me da igual, pero insisto, por favor, si les gusta dar puñaladas por la espalda no quieran luego pretender que no tienen las manos ensangrentadas. La sangre canta un huevo y los falsos aún más.-

2 comentarios:

  1. Nunca sabrás quien y cuando, pero muchos caen... besos

    ResponderEliminar

Escribe tu comentario aquí, gracias.